Firmado por Oscar M. Prieto
Foto Rafa R. Palacio

ferry_patacosmia

Me quedé dormido en la orilla, con las páginas abiertas sobre mi regazo, como si fueran hojas. Cuando desperté, mar y libro se habían retirado. Tres liebres, con las patas levantadas, me observaban como si nunca me hubieran visto y, sin embargo, me recordaran.

La memoria es el mar que, a veces, se retira, al despertar. Theut quiso complacer a Thamus y le regaló la escritura y con ella los libros, como antídotos perfectos contra el olvido. Sin darse cuenta, se inicio así la devastación de la memoria.

Es mi hermano quien aparece ahora. Las manos en los bolsillos, como si llegara puntual a una cita. ¿Cómo ha podido seguirme hasta aquí? En Patacosmia todo es posible y puede suceder al menos una vez.

Me incorporo. Nos abrazamos. Me pide que le siga. Caminamos en silencio hasta llegar a un río. Con un gesto me indica que entre en su corriente.

– El río te curará de tu mal: la espera.

La corriente, a la altura de mis rodillas, me demuestra que todo llegará y también que todo lo que llegue se irá sin detenerse. Estoy curado de la espera y de la esperanza.

Al volverme, mi hermano ya ha desparecido.

Pantacosmia: http://oscarmprieto.blogspot.com.es/

La firma está en la edición impresa de ExPERPENTO: